Uncategorized

El trabajo más difícil.

A la gente se le hace bien raro cuando le digo que no quiero tener hijos. Dicen que si cómo puede ser posible, que es lo más hermoso de la vida, que TENGO que tener hijos y que seguro luego se me va a pasar esta fase de no querer hijos. Y claro, puede ser que en un futuro (muy muy muy lejano), esté pensando en querer ser mamá. Sí, puede que tengan razón pero por ahora no estoy preparada para eso.

Mi familia está llena de mujeres que además de hermosas, han sido mamás increíbles. Tengo el ejemplo de mis tías que les han dan un cariño tan incondicional a sus hijos y que ahora son las abuelas más queridas del mundo. Su amor ha pasado de generación en generación y ahora son admiradas por sus nietos y créanme que el amor que ellos les tienen es indescriptible. Han logrado hacer un lazo inquebrantable con ellos.
Otras de mis tías han sido guerreras de la vida. Se han enfrentado contra las tristezas más grandes, y yo no sé cómo le han hecho pero han seguido adelante y han mantenido en pie a su familia. A ellas las admiro demasiado porque no se han dejado vencer nunca. Porque aunque estén pasando por lo peor, han sabido guardarse la tristeza y concentrarse en darle lo mejor a sus hijos. Ellas son capaces de sonreírle siempre al mundo aunque el mundo no siempre les sonría y eso, mis queridos lectores, es digno de admirar.
Tengo el ejemplo de mi hermana que se ha convertido en la mejor amiga de sus hijas. Que día con día las está educando y formando como futuras personas buenas, nobles, amorosas y trabajadoras. No sé cómo le ha hecho pero mis sobrinas tienen un corazón enorme. Aunque estén chiquitas, siempre se preocupan por el bien de la gente tanto conocida como desconocida.  A mí me impresiona la capacidad que tienen para amar.
También está mi otra hermana, que ella fue mi segunda mamá cuando yo estaba chiquita. Dice que yo era como su muñeca. Que me cuidaba, me daba de comer, jugaba conmigo y cuando me sentía mal, se acostaba abajito de mi cuna para estar al pendiente de mí. Y ahora, desde el primer mes de embarazo ya tiene ese don de mamá. Ya platica, le canta y cuida como el tesoro más grande a su bebé.
Y claro, no podría dejar de mencionar a mi mamá. Ella sí que sabe hacer bien su trabajo de mamá. Siempre piensa en nosotros primero que en nadie más, siempre nos cuida y nos protege con su vida entera. Siempre está pendiente de nosotros y siempre está cuando la necesitamos aunque seamos las peores hijas del mundo. Siempre tiene un cariño que ofrecernos y que nos transmite los sentimientos más lindos. Siempre sabe cómo curarnos y cómo arreglar las cosas que parecían imposibles de arreglar.
Mi mamá tiene las mejores ideas, aunque ella piense que sólo me rio de lo que dice. Puede organizar cualquier tipo de evento con las ideas más innovadoras y siempre tiene resultados increíbles. Es una de las mamás más sacrificadas que conozco. Y para mí, es la mejor mamá que alguien pudiera tener.

Queridas hermanas, tías, primas y conocidas que ya son mamás… ¡Muchas felicidades! Felicidades por no darse por vencidas con el trabajo más difícil del mundo.
Y en cuanto a ti, mamá, tienes mi admiración total. Si algún día yo tengo un hijo, espero poder ser mínimo un cachito de buena mamá como lo eres tú porque, la verdad, eso es algo que me da mucho miedo. Teniendo a la MEJOR mamá del mundo, sería muy decepcionante y frustrante no poder ser así como tú.
Gracias por cada día de amor, apoyo, atención, cariños y cuidados que me has dado.
Te amo.

 

 

IMG_2451

 

 

1011662_10202434977451929_1236334895_n

 

 

32158_10200214199693873_925587888_n

 

IMG_2271

Anuncios

2 comentarios sobre “El trabajo más difícil.

  1. Hola Lulú!

    Me sentí súper identificada con tu entrada. En mi familia también esta llena de mujeres luchonas y valientes, y eso me hace sentir bien, pero bien orgullosa! creo que es como un compromiso de ser MUJER de bien, independientes, capaces, trabajadoras, etc. el hecho de tener esos ejemplos en casa!

    Ahora que si pasa lo del “baby fever” antes yo también dudaba de tener o no hijos por muchas cosas que habían pasado en mi vida, pero últimamente, no sé si es la edad, me ha entrado unas ganas de ser madre y poder conocer ese amor incondicional de madre a un hijo, a ver qué!

    Me dio gusto platicar contigo por aquí, un abrazo!!!!

    Saludos,
    Vianey

    http://whenvianeymetjane.blogspot.mx/

    1. Muchas gracias por leer la entrada Vianey 🙂
      Y sí, tener a estas mujeres tan increíbles de ejemplo nos compromete a ser así de trabajadoras y capaces como ellas.
      A ver qué pasa conmigo y mi miedo de tener hijos jajaja. El futuro lo dirá.
      Espero que estés muy bien! 🙂
      Te mando un abrazo!!
      Saludos y muchas gracias por tomarte el tiempo de leer mi blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s