Entre libros...

Eternos.

¡De vuelta a esta sección que tanto me gusta de mi blog! Sé que la ausencia fue eterna, pero por fin pude terminar de leer una historia que, como se podrán dar cuenta, me costó bastante tiempo terminarla.
Hoy les quiero platicar un poqutio de un libro llamado “Eternos” escrito por Kirsten Miller. Se podría decir que este libro es más largo de lo normal, pero ayuda que a pesar de que algunos capítulos son largos, otros son muy cortos.
Para empezar, esta historia es muy muy parecida a la de “Hermosas Criaturas”. De hecho, el protagonista lleva el mismo nombre en ambos libros: Ethan.
“Eternos” y “Hermosas Criaturas” se tratan de una historia de amor que ha perdurado por varias épocas. O sea, que los protagonistas han re encarnado en distintas personas y en distintos años pero aun así el amor sigue siendo el mismo.
Para ser muy sincera, el libro no me gustó. Cuando estás a punto de terminarlo, parece que la autora se dio cuenta que la historia ya había sido demasiado detallada y extensa, y no le quedó de otra más que terminarla lo más rápido y breve posible.
Pero bueno, voy a ser más positiva y les voy a compartir las lecciones que me enseñó este libro.

En esta historia, nuestra protagonista que se llama Haven, piensa que está condenada a enamorarse de un hombre que la ha dañado y la seguirá dañando.
He oído a personas que llevan una mala relación con su novio/a y que piensan que ese es su destino o la cruz que les tocó cargar. Creen que no hay nada que hacer más que seguir atado a él/ella porque es el amor de su vida.
En cuanto a lo anterior, mi opinión es que el amor:

1) Jamás se debe de ver como una condena. Al contrario de ser un castigo, el amor es un premio que nos da la vida. Amar a alguien es lo más bonito que nos puede pasar y por eso no debemos de sentirnos condenados con nuestra pareja.
2) No te debe de hacer llorar más de lo que te hace sonreír. Y aunque tal vez les suene muy cursi, temo decirles que es la verdad. Claro que va a ver peleas y lágrimas, pero los buenos momentos siempre deben de ser los que sobresalgan en la relación.

El libro menciona algo súper clave en la vida de todos: “Atraemos a las personas que hemos amado antes”, o para decirlo de otra forma que entenderán mejor: “Donde hubo fuego, cenizas quedan.”
A veces, las personas con las que tuvimos una relación súper fuerte (así sea de noviazgo o amistad),  pero que terminó de mala manera, vuelven con el tiempo a nuestras vidas, ponen todo nuestro mundo de cabeza y las dudas de por qué volvieron no dejan de hacer ruido en nuestra mente.
¿Por qué? ¿Por qué las personas del pasado vuelven? Una respuesta que considero muy apropiada para esta pregunta y que el libro menciona, es porque se nos da la oportunidad de superar esa relación pasada. Tal vez la herida quedó abierta y los sentimientos quedaron flotando. Tal vez algunas palabras se quedaron sin ser dichas y la vida te da la oportunidad de arreglar eso, superarlo y seguir adelante. Sí, es MUY confuso, pero si lo tomas con calma, analizas la situación y te pones a pensar en lo que pasó, vas a poder ir armando las piezas de ese rompecabezas y vas a poder continuar con tu vida sin ese peso de encima.

Básicamente eso fue lo que me quedó del libro. Como les decía antes, el libro no me gustó y lamentablemente no se los recomendaría. Si ustedes ya lo leyeron, díganme qué les pareció.
Recuerden que me pueden mandar sus dudas, comentarios o sugerencias a analucia_gy@hotmail.com o en los comentarios.
Acuérdense también de nunca juzgar un libro por su portada 😉 .

Les escribo luego.

Ana Lucía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s