Mi experiencia Whole 30

Mis propios juegos del hambre.

Queridos lectores, les tengo una noticia… Después de ver el proceso y la transformación de mi hermana Kary y motivarme gracias a ella, ¡mañana empiezo con el programa de Whole 30! Para los que no saben qué es esto, les explico rápidamente, a lo que yo he entendido (porque estoy leyendo el libro) y con mis propias palabras: Whole 30 es un programa en el que le dices adiós a todas las comidas que son procesadas y le das la bienvenida a puros alimentos enteros (por eso ‘whole’) por 30 días (y por eso el 30, duh).
Durante este lapso de tiempo, las personas que deciden seguir este programa comen carne (pollo, pescado, res, cerdo), frutas, verduras, y algunos extras como almendras o nueces. Deben de dejar cualquier alimento que contenga azúcar artificial (sí, “todo lo rico”). Y obvio tienen que hacer algunas adaptaciones como cambiar el aceite normal por aceite de coco y la leche normal o de almendras por leche de coco (si eres una persona que no puede dejar de consumir leche).
¿Por qué voy a hacer todo esto? Primero que nada y sin decirles mentiras, para estar a gusto con mi cuerpo. Pero también para desintoxicarme de todos esos químicos dañinos, para aprender a alimentarme mejor y para obtener algunos otros beneficios como tener más energía, dormir mejor, y evitar ciertas enfermedades.

Les estaba diciendo que estoy leyendo el libro que te explica todo lo que hay detrás de Whole 30 (It starts with food). Lo estoy leyendo en inglés y la verdad algunos términos se me hacen medio complicados porque hablan mucho de cómo trabaja el cuerpo por dentro (todo eso de glucosa, insulina, hormonas, órganos, te explican algunas enfermedades con nombres complicados, etc), pero aun así el libro me ha dado información muy valiosa. Algo súper interesante que nos explica es por qué nos cuesta tanto dejar los alimentos o bebidas con azúcar. Dice que no es nuestra culpa ya que dichos alimentos están hechos para que nos volvamos adictos a ellos y no siendo esto suficiente, nos impiden saber cuándo estamos realmente satisfechos así que los consumimos de más.
Un ejemplo de lo anterior es que cuando estás comiendo carne asada, por ejemplo, necesitas más tiempo para masticar y pasarla, comparándola con unas galletas o algún pastelito dulce que son súper rápidos de comer y no te sientes satisfecha hasta que te acabas la última galleta o la última migaja de pan. Por el contrario, debido al esfuerzo requerido para comer la carne, te sientes satisfecho más rápido. Otro punto interesante de esto es que cuando comes ese tipo de comida chatarra y por fin quedas satisfecho, te sientes hinchado, ¿no? Por el contrario, comiendo los alimentos enteros y naturales te sientes satisfecho pero no te hinchas.
También nos pone el ejemplo de cuando estás triste o estresado y que lo primero que piensas comer es algo dulce o algún otro tipo de ‘junk food’. Un brownie, un bollito, una nieve, tus dulces favoritos, unas papitas, una pizza, etc. Lo que sucede en este caso es que, si comes algo de esto cuando tienes una crisis de estrés o depresión, sientes que se llena ese vacío y te sientes feliz, y estas sensaciones se quedan muy bien guardadas en tu cerebro; por lo tanto, relacionas la comida chatarra con sensaciones positivas y esto te lleva a querer consumirlas más. Es como una mentira hecha comida, ¿no creen?

Y pues sí, yo mañana empiezo con todo esto y aunque sí estoy emocionada, también tengo miedo de no poder y darme por vencida. Para empezar, no poder preparar mi café con leche y azúcar va a ser algo muy agobiante para mí. Lo bueno es que voy a poder acostumbrarme al café negro (o eso espero). Y pues ni hablar de dejar por un lado mis antojos, ¡qué difícil! Pero creo que la mente es muy poderosa, y si me hago a la idea de que voy a poder, lo más probable es que sí logre seguir este programa.
Para poder organizarme más estos días, hice un cuadernito especial para apuntar recetas, ideas de comidas, frases motivadoras, listas de super y por supuesto, para planear las comidas semanales.

IMG_2901IMG_2902
IMG_2903
Así es que, familia, amigos, amigas, pretendientes (acá no), les pido que me apoyen y que si me querían invitar por una nieve o regalarme unos bollitos o cualquier otra cosa, mejor me regalen una cajita de frambuesas, un kit de frutas o un botecito de aceite de coco (porque está algo carito).
Por aquí les voy a ir contando mis experiencias semanalmente y compartiendo lo que como por si alguien está interesado en llevarlo a cabo.
¡Espero su apoyo!

Ya saben que también me pueden seguir en Twitter, Instagram personal y/o del blog y Facebook en donde también estaré compartiendo detalles de mi experiencia siguiendo el Whole 30.
¡Que sigan disfrutando de sus vacaciones!

Les escribo luego.

Ana Lucía.

Anuncios

6 comentarios sobre “Mis propios juegos del hambre.

      1. ¿En serio? Te voy a decir la verdad… Para alguien que te lee (o sea yo) te ves como una persona que sabe muy bien eso del arte de posar y de estar frente al lente.
        ¡Además de que tu estilo es único! 😀

  1. Lulú que genial, yo te soy sincera siempre he querido hacer algo así pero nunca lo logro, he tratado de dejar el azúcar y algo he logrado, tomo café sin azúcar y cuando como solo tomo agua, pero que va las galletitas no las puedo dejar T_T. Cuando puedas coméntanos cómo vas y para saber si es muy difícil hacerlo porque la verdad me interesa. :* Besos y fuerzaaaa!

    1. ¡Muchísimas gracias! Como decía en la entrada, creo que mucho tiene que ver con la mente. Pienso que nuestra mente es demasiado poderosa y que si nos mentalizamos en creer que podemos, al final vamos a poder llegar a nuestra meta. Claro, es mucho más fácil decirlo que hacerlo y espero poder mantenerme con esa fuerza mental jajaja.
      También ayuda mucho planear y organizar con tiempo tus comidas, estrategias, etc.
      Pero por supuesto que aquí les estaré contando todo cada semana con detalles y compartiendo lo que comí esperando que alguien lo pueda tomar como una guía o una ayuda 🙂
      Una vez más, muchas gracias por tu apoyo!!! Un beso !!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s