Vida

¡Limpiemos Obregón!

¡Hola lectores! Espero que estén bien y ya listos para disfrutar de este fin de semana.

Hoy quiero hablarles de un tema muy importante. Resulta que el lunes una prima me platicó que había ido muy temprano a la Laguna del Náinari a hacer ejercicio, así como muchos de nosotros hemos ido. Todos sabemos que nuestra Laguna es preciosa y que siempre es muy lindo poder ir a caminar, a pasear en familia, a tomar fotos, a disfrutar de un domingo en la tarde, pero esta vez, tristemente, mi prima se había regresado molesta de ese lugar. ¿Por qué? Nada más y nada menos que por el cochinero que había.
Me contó que ella y otra persona se pusieron a recoger papeles mientras le daban la vuelta. Dice que fue como matar dos pájaros de un tiro porque mientras ayudaba un poco a recoger tanta basura, el hecho de agacharse le servía como ejercicio. Como si estuviera haciendo sentadillas. También mencionó que otras tres personas se acercaron con ella a felicitarla por esa acción que había hecho. Pero sólo ahí se quedó, en una felicitación. Ellos ya no siguieron con esta cadena de ayuda.
Lo que nos molesta es que a pesar de que hay BASTANTES botes de basura alrededor de la Laguna, la gente siga teniendo esa falta de educación, de interés, y de conciencia, y no sea capaz de levantarse y tirar su propia basura.
¿Cómo es posible que teniendo un lugar tan bonito y tan agradable no seamos lo suficientemente responsables para cuidarlo? Yo sé que hay gente que se dedica a limpiar la ciudad pero, ¿no les parece demasiado injusto dejárselo TODO a ellos? Siendo que nosotros DEBEMOS de hacernos responsables de los desperdicios de comida, plásticos, botellas, en fin, de nuestra basura.
Y no es nomás en la Laguna, eso es en toda la ciudad y por todos lados. Obregón es una ciudad súper linda, ¿por qué no la cuidamos? No es una tarea difícil. Es solamente depositar la basura en donde debe de ir. Es decirle a tu vecino que no tire papeles a la calle.
Nos encanta culpar de todo al gobierno, pero se nos olvida que como ciudadanos también tenemos obligaciones. Vámonos paso a paso. Empieza contigo mismo y después invita a tu familia a responsabilizarse de su basura. Ya con el apoyo de ellos se pueden extender a educar a los vecinos, a la colonia y así poco a poco iremos formando conciencia ecológica y una cadena de limpieza.
Vamos a poner el ejemplo. Vamos a convertirnos en ciudadanos responsables empezando con la limpieza de nuestra hermosa ciudad.

Espero, queridos lectores, que disfruten de su fin de semana con conciencia. Que si van al parque, a la laguna, si hacen alguna reunión afuera de su casa, se pongan manos a la obra y limpien el área después de la fiesta, reunión o paseo.
Por mi parte es todo, pero antes de despedirme quiero agradecer a mi prima por aportar su granito de arena y por pensar en mi blog para difundir esta cadena de limpieza por un Obregón más limpio.
Diviértanse, relájense, cuídense y cuiden su ciudad.

Les escribo luego.

Ana Lucía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s