Vida

¡Adiós 2015!

Nunca había tenido una relación de amor-odio tan marcada como con el 2015. Y es que, ¡a la torre! Fue un año súper difícil e importante para mí.

Recuerdo perfecto que Enero había empezado de la mejor manera. Todo parecía indicar que el nuevo año sería uno buenísimo para mí, pero no tenía ni la más mínima idea de qué es lo que me esperaba al ir viviendo cada mes. Pasé por todos los estados emocionales, hasta los que no se pueden imaginar.
Este año se llevó de mi vida a varias personas que quería con mi corazón entero, ¡y vaya que sufrí demasiado por eso! También, dos grandes amigas se fueron a otras ciudades y el vacío se triplicó.
Mi corazón estuvo involucrado en juegos sentimentales y digamos que varias veces salió perdiendo.
Tuve crisis emocionales en las que sentía un coctel de emociones negativas de las cuales pensaba que jamás podría salir.
Renuncié al trabajo para aventurarme a otra ciudad y al regresar, me quedé un par de meses sin hacer nada más que sentir la presión de ser una “nini” y, típico en mí, estresarme por eso.
Y para cerrar con broche de oro, me dio varicela y estuve una semana sin salir y sin ver a nadie.
Así es que, en resumen, grité, lloré (como nunca, literal), pataleé, hice berrinches, y me sentí la más débil del mundo.

Peeeero, al mismísimo tiempo que todo eso me estaba pasando, no caía en cuenta que estaba madurando, haciéndome más fuerte y reinventándome a mí misma. Y es que claro que no todo es malo, porque el 2015 me trajo tantas cosas, personas y momentos que jamás creí tener y vivir.
Viajé un par de veces. Unas sabiendo a qué iba y otras simple y sencillamente para escapar de la realidad. Para buscarme y encontrarme.
Este año me acerqué mucho más a Dios. No, no. Mejor dicho, por fin lo conocí. Y todo gracias a que me animé a vivir la MEJOR experiencia de mi vida que fue el retiro de Él vive y con esto, tomé la MEJOR decisión del año que fue meterme al grupo de iniciación.
Hubo personas pasajeras que marcaron una etapa muy importante en mi vida. Y por ahí hubo alguien que hizo saltar mi corazón (iuuuuu) y que, cursimente, le dio una nueva ilusión a mi rumbo. Como si fuera la ilusión de Santa Claus pero en el amor.
También tengo que mencionar a las personas que están. Que me hacen sentir que pertenezco a un lugar. Que me hacen sentir querida y especial. Esas personas llegaron en el momento indicado en mi vida y espero tenerlas conmigo mucho tiempo más.
Y claro, mis amigos que llevan ya varios años en mi vida también estuvieron conmigo en las buenas y en las malas. Fueron pacientes y cariñosos. Soy afortunada de tenerlos a mi lado.
Siento que mis lazos familiares se fortalecieron. Me demostraron una vez más que la familia es lo más importante y que SIEMPRE voy a contar con el apoyo de ellos.

Este año me enseñó que puedo con cualquier reto. Que de todo lo malo, SIEMPRE hay algo bueno. Que tienes que aprender a ver el lado positivo de las cosas. Que hay personas que están en una situación mucho peor y que aun así van repartiendo sonrisas por la vida.
Aprendí que todo en esta vida se basa en ciclos. Hay ciclos para la escuela, para el trabajo, para los viajes, para el amor. De esto, lo que más me costó aprender fue que no todas las personas van a estar contigo siempre, ya que cada una de ellas tiene una misión momentánea en tu vida. Y es sumamente importante agradecerles en tu corazón, recordarlas con una sonrisa y dejarlas ir.
Aprendí que en la vida hay cambios y que ese proceso puede llegar a ser doloroso, pero la recompensa es grande.

Creo que el 2015 me marcó de una manera impresionante y no puedo estar más agradecida por todo lo que pasé y por todo lo que aprendí.
No puedo ni imaginar lo que voy a vivir este año, pero quiero pensar que ya estoy lista para lo que sea.

¡Muy muy muy feliz 2016, mis lectores!

Anuncios

4 comentarios sobre “¡Adiós 2015!

  1. Lulú! Me encanto tu entrada, de esas veces que quiero seguir leyendo jeje

    Pero, como dices este año estas preparada, porque llegaste siendo una mujer nueva: más madura y humilde. Se que con eso será un año lleno de nuevas experiencias y exitos!

    Yo también tuve un año difícil, pero como dices este año me enseño que puedo con cualquier reto!

    Gracias por compartir, te mando un fuerte abrazo amiga! Y siempre mis mejores deseo, Dios te bendiga…
    Vi

    1. Muchas gracias, hermosa!! Y gracias por todos tus consejos y palabras lindas en este año ❤ !!!
      Todo lo mejor para ti en este 2016!! Que Diosito te llene de bendiciones :*
      Un abrazotote de vuelta y gracias por tu amistad :*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s