Un poquito de inspiración

Aquí y allá.

Dicen que a los veintitantos no puedes tener la vida resuelta, pero creo que, por el contrario, la mayoría de los jóvenes pensamos que se nos va el tiempo y en efecto, no tenemos nada resuelto. Esto desprende sentimientos negativos en nosotros como estrés, presión y desesperación, lo cual nos lleva a frustrarnos y a sumergirnos más en esta crisis.  

Entonces pasa que sientes la necesidad de moverte de donde estás. Tienes que cerrar ciclos para abrir nuevos. Tienes que crecer. Tienes que crear. Tienes que hacer. Ya no perteneces a esa etapa. Ya no te hallas ahí, tienes que evolucionar.
Y es que así somos los humanos, cambiamos con el paso del tiempo y nuestro contexto también tiene que cambiar. No podemos y no queremos quedarnos estancados

Y pues así me he sentido yo últimamente. Aquí y allá. Con mis sentidos en el presente y mi mente en el futuro. Con miedo a moverme y con miedo a quedarme. Con lágrimas y con inseguridad de todo. Con la presión de no tener la vida resuelta y con una desesperación inmensa por tener todo en orden.
Sé que no soy la única con esta crisis tan popular entre los jóvenes, y sé también que todo pasa y todo se acomoda. Eso me consuela y me da esperanza porque se que este ciclo también va a llegar a su fin. Sé que este ‘problema’ tiene su solución.

Y sólo quería decirles a todos los que se sientan así que:

No, no es el fin del mundo.
Todo lo malo llega a su fin.
La vida consta en abrir y cerrar ciclos.
Sí, el miedo es poderoso pero tú eres más.
Puedes contra todo problema que se te presente.
No te apresures por tener la vida resuelta a los veintitantos.
La vida tiene su propio ritmo y tenemos que fluir con ella.
¿Lo peor de intentar algo nuevo? Fracasar, ¿y qué? El fracaso es muestra de que lo intentaste, de que el miedo no te venció y eso te llena de valentía y experiencia.

Y por último: inspírate, planea, atrévete y no dejes de intentarlo. 

¡Feliz y descansado fin de semana, lectores!
Les escribo pronto.

Ana Lucía.

Anuncios

Un comentario sobre “Aquí y allá.

  1. Cuándo estamos listo. Nunca. Para qué. Tampoco lo sabemos. Aún así intentamos, qué. Tal vez vivir a plenitud. Tal vez ser conscientes que las estrellas y la luna están ahí… sólo por un rato.

    Saludos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s