Un poquito de inspiración

Lecciones del 2017: Sobre la vida

Para cerrar mis entradas de lecciones del 2017 (las cuales puedes leer aquí y aquí), hoy les quiero platicar de las tres principales que este año me enseñó sobre la vida.

1. No le hagas caso al miedo y arriésgate: El miedo es un factor que nos paraliza bien cañón. ¿Cuántas cosas no hemos dejado de hacer por miedo? Este año aprendí que a veces uno tiene que aventarse a la vida aun con miedo. Arriesgarse por esa relación, por ese trabajo, por esa aventura, por ese viaje y si no sale como planeabas, lo que queda es volver a empezar.

2. No te metas en la vida de los demás: Esto es algo que lo empecé a aplicar en los últimos meses. Suena un poco rudo tal vez pero lo que quiero decir con esto es que a veces podemos ser muy influyentes en otras vidas y cada uno tenemos el derecho de cometer nuestros propios errores y tomar decisiones por nosotros mismos.
Lo que pienso es que no quiero presionar a nadie a que me cuente de su vida personal, mejor que si de esa persona nace, me lo puede decir y si me pide un consejo o mi opinión, se la voy a dar con todo mi cariño, recalcando siempre que yo le puedo dar un millón de consejos según lo que pienso que sea mejor, pero que al final de cuentas sólo él/ella va a saber qué hacer. Y claro, al final siempre contarán con mi apoyo.

3. La vida es MUY corta: Aquí sí quiero extenderme más.
Muchas veces dejamos cosas ‘para después’ o para ‘el momento perfecto’. Dejamos desde cosas insignificantes como estrenar un vestido para el día ideal hasta ciertas experiencias para otro momento.
Es muy complejo porque a pesar de que nuestra vida representa un milagro de Dios en la Tierra, a la vez somos sólo un granito más de arena en el universo. ¿Qué quiero decir con esto? Que basta un parpadear de ojos para ya no estar más en este mundo. Basta una milésima de segundo para dejar de existir. Se nos olvida que somos tan vulnerables a lo que pueda pasar. Pensamos que somos eternos, que vamos a morir hasta los noventa y tantos, o vivimos con la idea de que la vida es taaaaan larga que se nos olvida realmente vivirla por esperar el instante ideal. La cosa es que en un momento estamos aquí y al otro ya no, entonces de verdad, hay que aprovechar la vida. Hay que disfrutar cada momento, reír, divertirse, no tomarse todo taaaaan a pecho, y amar. Sobre todo amar mucho con todo nuestro corazón.

Para mí, el 2017 fue un GRAN año, uno de mis mejores. Me emociona muchísimo todo lo que el 2018 va a traer para mí. Me emociona lo nuevo.
Mi mentalidad esta vez ya no va a ser empezar de cero. Va a ser retomar de una mejor manera aquellos logros de este año. Quiero mejorar en todo lo que se pueda y sé que así será.
Queridos lectores, es momento de reflexionar de su año. Rescatar lo bueno, aprender de lo malo y saber cómo lo haremos mejor en este 2018.
Les deseo a todos un muy buen fin de año.

¡Les escribo pronto!

 

Ana Lucía.

Anuncios

2 comentarios sobre “Lecciones del 2017: Sobre la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s